[Hosting gratuito vs. de pago] ¿Cuál es mejor para la web de tu negocio? 6 diferencias que debes conocer

Llegó el momento.

Estás a punto de diseñar una web profesional para tu negocio. Has estado mirando plantillas y ya tienes claro cuál te gusta… pero en ese momento te surge una duda: 

“¿Me la hago en un hosting gratuito? Sería un gasto que me ahorro. Total, mientras la web funcione, qué más da que sea gratis”.

Pues te lo vamos a decir muy claro: jamás debes contratar un hosting gratuito para la web de tu negocio.

Sabemos que cuando empiezas, tienes que mirar al detalle en qué gastas dinero.

Pero escatimar en el hosting de tu web es un error grave y verás las consecuencias muy pronto.

¿Qué consecuencias?

Pues eso es lo que te queremos contar en este post.

Te garantizamos que después de leerlo, tendrás claro lo importante que es tener un buen hosting y no te dolerá invertir en ello. 😉

Y si no estás seguro de cuál contratar, tranquilo, porque también te diremos cuáles son nuestros proveedores favoritos.



✅ Hosting de pago vs. hosting gratuito vs. plantilla prediseñada, ¿son lo mismo?

Antes de nada, empecemos por aclarar a qué nos referimos cuando hablamos de hosting.

Un hosting es un servicio de alojamiento para tu web. Es decir, es una empresa que pone a tu disposición sus servidores para que subas tu página web (y así se pueda acceder a ella por Internet).

Y como ya sabes, los hay gratuitos y de pago.

Pero dentro de los gratuitos tenemos dos «subtipos»:

  • Por un lado, están las empresas de hosting que ofrecen un servicio de alojamiento gratis.
  • Luego están las plataformas como Wix o 1and1, que te ofrecen un paquete «todo en uno» (plantilla web prediseñada, alojamiento, etc.).

Podrías pensar que estas segundas son la mejor opción, pero todo lo contrario: nosotros jamás te recomendamos que utilices plantillas prediseñadas, y en este artículo te explicamos por qué.

El primer caso ya es otra historia.

Un hosting gratuito te puede servir para hacer una «copia» de la web de tu negocio y usarla como versión de prueba. Por ejemplo, la puedes usar para:

  • Probar plantillas que te gusten.
  • Instalar un plugin para ver cómo funciona.
  • Diseñar un header y comprobar si encaja con el resto del diseño.
  • Etc.

Es el único caso en el que excepcionalmente tiene sentido usar un hosting gratuito. Pero nunca lo utilices para alojar la web oficial de tu negocio.

Ahora vas a entender por qué.

✅ Hosting gratuito vs. hosting de pago: 6 diferencias clave entre ambos (y qué supone eso para ti)

Evidentemente, lo bueno de usar un hosting gratuito es que no te cuesta nada… en teoría.

En la práctica, usar un alojamiento gratuito para la web de tu negocio puede tener consecuencias negativas y hacerte perder (mucho) dinero.

Así que te vamos a dar razones de peso para invertir en un hosting de pago.

👉 1. Nombre de dominio

Con los servicios de hosting gratuitos no te dan un dominio propio sino un subdominio.

¿Esto qué significa?

Pues que la URL de tu web no será «www.nombredetunegocio.com», sino «nombredetunegocio.dominiodelhosting.com».

Por así decirlo es como si, en lugar de alquilar un local propio para tu negocio, te instalases en el local de otra empresa para ahorrar gastos.

Y esto tiene consecuencias importantes:

  • Das una imagen poco profesional: utilizar un subdominio puede afectar a tu imagen de marca. Y es que si tus clientes ven que no estás dispuesto a invertir siquiera en un local (hosting) propio, ¿qué impresión crees que les vas a dar?
  • No transmites confianza: ya no es solo una cuestión de parecer poco profesional. Es que algunos usuarios podrían llegar a pensar que eres una de esas estafas que abundan por el mundo online y se lo pensarán dos veces antes de contratarte.

Como ves, algo tan sencillo como la URL de tu web puede tener repercusiones bastante graves sobre tu negocio y, especialmente, sobre tus ventas.

👉 2. Estabilidad de la web 

El principal problema técnico que dan los hostings gratuitos es que son muy inestables y apenas soportan tráfico.

Es decir, que sufrirás varias caídas de tu web… ¡al día! Así que cuando tus visitas quieran acceder a tu web se encontrarán con un error 500.

Y esto afecta negativamente a:

  • La experiencia de usuario: tus visitas no podrán navegar cómodamente por tu web o ni tan siquiera entrar en ella.
  • El SEO de tu web: si tu web está caída, Google puede tener problemas para indexarla. Y si no la indexa, no se posicionará.
  • Tu imagen de marca: una web que está caída cada dos por tres transmite una imagen muy poco seria. Es como si el local de tu negocio estuviera cerrado en horario laboral.

En cambio, los hostings de pago tienen una disponibilidad cercana al 100 % y es rarísimo que la web se caiga.

👉 3. Velocidad de carga

Con el hosting gratuito tu web irá muy lenta.

Ten en cuenta que, al ser gratis, el servidor en el que está alojada tendrá unos recursos muy pobres y eso se traduce en una velocidad de carga menor.

Y la velocidad de carga es un factor importantísimo para el SEO, porque una web que va lenta:

  • Aumenta la tasa de rebote.
  • Ofrece una peor experiencia de usuario.
  • Te hace bajar posiciones en Google y que recibas menos tráfico.

En cambio, los hostings de pago tienen funcionalidades específicas para mejorar la velocidad de carga, como discos SSD y una gran memoria RAM.

👉 4. Opciones de seguridad

Tener una web segura es fundamental para que tus clientes confíen en ti y compren a través de tu sitio web.

Por eso, los hostings de pago prestan mucha atención a la seguridad.

Podemos distinguir dos tipos de seguridad:

  • Seguridad externa: los hosting de pago tienen antivirus, sistemas de detección de malware, protocolos antihacking y certificados SSL para evitar que los hackers roben la información sensible de tus clientes.
  • Seguridad interna: pero a veces el riesgo más grande es que tú no hagas copias de seguridad de tu web. Con un hosting de pago no tendrás que preocuparte de esto porque las hace automáticamente. Así, si pierdes datos de tu web o se infecta con código malicioso, podrías recuperar una versión anterior de tu sitio.

Y claro, si por algún caso, tienes un problema de seguridad o de cualquier otro tipo, querrás tener acceso al siguiente punto… 😉

👉 5. Soporte técnico

Da mucha paz mental saber que, si tienes algún problema, no estás solo ante el peligro.

Con un hosting de pago normalmente tienes servicio 24/7 por email, chat o teléfono y se comprometen a responder rápidamente.

Esto no es así con un servicio gratis: tardarán en atenderte e incluso algunos proveedores ni siquiera tienen soporte técnico.

👉 6. Migración a otro hosting

Supongamos que, por algún motivo, decidiste crear tu web con un hosting gratis. Pero llega un momento en el que ese hosting ya no te da más de sí y quieres pasarte a uno de pago.

¿Y ahora qué pasa?

Pues pasa que algunos proveedores no te lo permiten o te ponen muchas trabas para migrar. 

Pueden darse dos escenarios:

  • Pierdes mucho tiempo en pelearte con ellos para que te dejen mudarte a otro hosting.
  • Tiras la toalla y tienes que rehacer tu web desde cero en otro proveedor, con todo el trabajo que esto supone.

En cambio, los hostings de pago te ponen muchas más facilidades e incluso suelen tener un servicio automático para realizar la migración.

Y por supuesto, si experimentas problemas al migrar siempre tienes una copia de seguridad y el servicio técnico para resolver dudas.

✅ ¿Qué proveedores de hosting recomendamos nosotros?

Ya hemos visto que un hosting gratuito no vale la pena.

La buena noticia es que hoy en día un hosting de pago no suele ser caro.

Nosotros llevamos más de 13 años dedicados al diseño web y hemos tenido que trabajar con todo tipo de proveedores de hosting… así que tenemos una amplia experiencia (y no siempre buena).

Por eso tenemos nuestros dos proveedores favoritos con los que siempre trabajamos.

👉 1. Raiola Networks

Es el hosting que recomendamos a casi todos nuestros clientes. 😉

¿Por qué?

Estos son algunos de los motivos, pero si quieres leer una reseña en profundidad, no te pierdas este post que escribimos dándote nuestra opinión.

¿Estás decidido a contratar el hosting con Raiola? Pues entonces tenemos una sorpresa para ti:

>> Si haces clic puedes contratar uno de sus planes con un 20% de descuento. <<

Y si nos lees desde Latinoamérica, aquí tienes planes de hosting con servidores ubicados en este continente.

👉 2. WP Engine

Antes dijimos que recomendamos Raiola a “casi” todos nuestros clientes.

La excepción son algunos clientes que venden a nivel internacional, y para los que es mucho mejor contratar WP Engine.

¿Por qué?

Pues porque en Internet las distancias físicas se notan. Y eso se traduce en que, a más distancia haya entre el servidor donde está alojada tu web y el ordenador del usuario, más tardará en cargar.

WP Engine soluciona esto con un servicio de CDN y una tecnología de caché propia. Estas dos funcionalidades juntas hacen que las webs carguen como un cohete sin importar desde dónde lleguen las visitas.

>> A través de este enlace obtienes un 10 % de descuento si contratas alguno de los planes de WP Engine. <<

Y además, con el plan anual también conseguirás dos meses gratis.

✅ ¿Qué precio estás pagando en realidad cuando usas un hosting gratuito en vez de un hosting de pago?

Esperamos que después de leer este post te haya quedado claro lo importante que es invertir en un hosting de pago que te garantice un buen servicio.

Puede parecer un gasto secundario comparado con todo a lo que tienes que hacer frente en tu negocio.

Pero como ves, no debes escatimar en los aspectos más básicos, como el hosting

O como la estrategia de posicionamiento online.

Porque, por mucho que tengas una web bien hecha, si no aparece en Google y tus potenciales clientes no te encuentran, ¿de qué te sirve?

Esto es algo que nosotros sabemos bien.

Ana Pedroche

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.