El WiFi me va lento: 5 dispositivos que pueden ayudarte a solucionar tus problemas

¿Estás teniendo problemas con la red WiFi de tu casa? ¿Te has mudado a una nueva vivienda y no consigues cobertura en todas las zonas?

¿Acabas de llegar a tu segunda residencia y no logras tener una conexión estable en determinados rincones o estancias? ¿Has estrenado oficina y no eres capaz de proporcionar WiFi a todos los puestos de trabajo?

Tu red puede estar sufriendo distintos fallos y el abanico es tan amplio como las alternativas que hay para tratar de solucionarlos.

No obstante, lo primero de lo que debes cerciorarte es que no se trata de un incidente de tu proveedor. Antes de nada, ponte en contacto con él por si se ha producido algún corte o incidencia en tu zona que haya afectado a varios usuarios.

Si tu operador te dice que todo está correcto y ya ha realizado las comprobaciones pertinentes, otra cosa que deberías hacer -si el agente con el que has hablado no te lo ha recomendado- es apagar y volver a encender el router, por si se ha tratado de un error puntual.

Lamentablemente, si el fallo no es muy evidente es posible que tengas que jugar al ensayo-error. Ten en cuenta que si estás en un lugar muy grande o con varias plantas es bastante común que el WiFi no llegue a todas partes y tengas que brindarle una ‘pequeña ayuda’.



Si la red no es el problema al menos uno de estos 5 dispositivos debería arreglarlo:

Repetidor WiFi

Un repetidor WiFi es una solución relativamente económica. Lo que hace es ampliar la cobertura de tu red, obteniéndola de tu router y llevándola algo más lejos. Cada uno de estos repetidores genera una nueva red distinta, así que para usarlo tendrás que cambiar el punto de conexión desde tu dispositivo.

Router WiFi Mesh

Las redes WiFi Mesh o redes WiFi malladas normalmente disponen de un router que hace las veces de estación base y varios puntos de acceso que funcionan como nodos. Estos puntos de acceso, además de conectarse al router, también se conectan entre sí.

Esta alternativa presenta varias diferencias con los repetidores WiFi. Aquí la conexión no se produce con el punto más cercano, sino con el nodo que más conviene en cada momento según la saturación de la red. Además, aquí solo hay una red WiFi, no varias, y podrás disfrutar de una conexión de manera continua.

Router WiFi 6

El WiFi 6 ofrece una mejora notable en la velocidad, llegando como máximo los 9.6 Gbps. Es prácticamente el triple de su predecesor, el WiFi 5, que alcanzaba los 3.5 Gbps de tope.

Además, es un estándar que ofrece mayor eficiencia energética en los dispositivos y que garantiza un mejor funcionamiento en lugares donde haya mucha gente conectada al mismo tiempo, como conciertos, eventos, congresos, etc.

Para poder beneficiarte de esta tecnología en casa debes hacerte con un router compatible.

Adaptador de red USB

La forma de estos gadgets deja muy claro para qué sirven. Por un lado tienen una ranura para la red Ethernet y por la otra una ranura USB. Si tu ordenador no tiene este puerto, podrás conectarte directamente a la red telefónica fácilmente, sin depender de la red WiFi.

Es una buena opción si tienes que hacer una gran transferencia de archivos, por ejemplo.

Cable Ethernet

Cuando todo lo demás falla, lo mejor es tirar cable por toda la casa, por el pasillo o de habitación a habitación. De esta forma te asegurarás de que tienes conexión en cualquier rincón.

No es la alternativa más estética, pero sí resultará infalible y puede ser una buena solución temporal hasta que encuentras otra vía. No obstante, puedes usar un falso techo para disimularla un poco.

Alberto Payo
Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *