Consejos para escoger el mejor dominio en internet

Cuando decides empezar un negocio online o pasar tu negocio físico a internet, tienes que tomar una decisión que te acompañará durante mucho tiempo: ¿qué dominio ponerle a tu web?

Es una decisión que tienes que pensar con detenimiento, porque el dominio es la url bajo la cual tu web estará alojada en internet y será la forma que tendrán tus clientes de encontrarte. Elegir un dominio erróneo puede hacer que los consumidores no lleguen a ti. Tener que cambiarlo supondría echar a perder todo el posicionamiento y notoriedad ganados por tu marca.

El ebook, Cómo escoger un dominio en internet, de Nominalia agrupa algunos consejos para escoger tu dominio en internet, que hoy te resumimos.

1. Haz una lluvia de ideas

Lo primero que hay que hacer es coger lápiz y cuaderno y apuntar todas aquellas palabras que identifiquen de alguna manera a tu marca. Anota también sus sinónimos, palabras relacionadas, prefijos y sufijos. Tener delante una lista de palabras te ayudará a ver qué conceptos son mejores para tu tienda e incluso te valdrá para acabar de definir el concepto de tu negocio.

Durante el proceso de descarte es útil preguntarse qué tipo de negocio tienes, cuál es tu cliente target y qué servicios ofreces. Esto te será útil también más adelante, cuando definas el diseño de tu página.

Antes de decidirte por un nombre para tu dominio, echa una ojeada a lo que hace tu competencia. ¿Cómo se identifica? ¿Qué extensión usa? Eso sí, no copies. Siempre es mejor ser original.



2. Cómo elegir un buen nombre

Una vez tengas unos cuantos candidatos de nombre de dominio para tu negocio, hazte algunas preguntas:

  • ¿Es claro el nombre? ¿Se entiende lo que vendo? Es mejor que se entienda el concepto y que sea coherente. Si es un juego de palabras o una frase graciosa puede ser que no se vea lo que hay detrás.
  • ¿Es corto y fácil? Los dominios largos y difíciles de escribir se recuerdan menos que los cortos y sencillos.
  • ¿Ampliarás tus productos en el futuro? No te cierres a un dominio que te identifique con un solo tipo de producto si crees que en un futuro ampliarás tu oferta.
  • ¿Cómo quedaría en una camiseta? Piensa en el nombre de tu dominio impreso en una camiseta, una tarjeta de visita o un documento. ¿Cómo queda?

3. ¿Qué extensión usar?

Si tu nombre ha superado las pruebas 1 y 2, ahora te toca decidir qué extensión usar. La extensión es la parte final del dominio. Por ejemplo, .com, .es o .net.

  • Extensiones genéricas. Las extensiones genéricas más comunes son .com, .net y .org. El 50% de las páginas web de todo el mundo usa la extensión .com. Es la extensión con la que el público está más familiarizado, lo que puede generar más clics para tu web. Sin embargo, no tiene un efecto directo en el posicionamiento SEO.
  • Extensiones territoriales. Señalan a los buscadores en qué país o comunidad cultural quieres tener presencia. Por lo tanto, estos sí afectan al posicionamiento web.  En España, la extensión más usada es la extensión territorial .es, seguida de la genérica .com. Además, los territorios lingüístico-culturales de los idiomas catalán (.cat), gallego (.gal) y vasco (.eus) también han desarrollado sus propias extensiones.
  • Nuevas extensiones. Las nuevas extensiones muestran de forma más precisa la actividad de una empresa. Las más usadas en el mundo son .xyz, .online, y .top. Sin embargo, algunas de estas nuevas extensiones se han usado bastante para crear webs spam y enviar correos spam, por lo que hay que tener en cuenta que los navegadores y sistemas antispam de las plataformas de correo podrían bloquearlas.

Lo más recomendable es registrar más de una extensión para defender tu marca. Así te aseguras de que ninguna otra empresa creará un dominio igual que el tuyo utilizando otra extensión. Como mínimo, deberías registrar un .com y una extensión territorial (.es, .cat, .eus…). Para reforzar tu presencia, podrías registrar también tu nombre con un nuevo dominio (.tech, .shop, .bio…)

4. ¿Está disponible el dominio que quieres?

Una vez te hayas decidido, comprueba que tu dominio esté disponible. Como sabes, cada dominio es único, por lo que no puede haber dos dominios iguales. Puedes hacerlo en la sección de dominios de Nominalia.

Si tu dominio no está libre, puedes añadir un sufijo, prefijo o cambiar de extensión. El propio buscador de Nominalia te hará sugerencias.

Comprueba también que las redes sociales del nombre que has elegido estén libres.

5. ¿Cómo registro mi dominio?

Si el dominio que has elegido está libre, cómpralo lo más rápido posible, porque otra persona podría adelantarse. Tras escoger el dominio, introduce tus datos personales o los de tu empresa y finaliza el proceso.

Asegúrate de activar la renovación automática, porque si al año siguiente no renovaras tu dominio, este quedaría libre y cualquiera podría registrarlo como propio.

Para saber más, descárgate el ebook Cómo escoger un dominio, de Nominalia.

Vía: Muy Pymes

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *